viernes, 3 de abril de 2009

Watchmen: leer instrucciones antes de consumir



Desconozco qué piensa Allan Moore de la adaptación cinematográfica de una de sus más notables obras: Watchmen. Conociendo al huraño escritor, debe estar bastante contento con ella. Si tenemos en cuenta otros acercamientos fílmicos a sus cómics como V de Vendetta de los inefables Wachowsky o la horrorosa Constantine, debe estar realmente satisfecho con el resultado.

Sin embargo, la acogida por el llamado %ABgran público%BB, ha sido más bien tibia. Y no, no creo que sea por la calidad de la película. Sencillamente esperaban otra cosa, o, para ser más precisos, no sabían exactamente qué iban a ver. Y lo digo con todo el respeto.

Siempre he opinado que, para ver la adaptación cinematográfica de una obra literaria, o un cómic, hay que leerla antes. Si no, la experiencia será incompleta. Juzgar Watchmen desde el punto de vista del espectador medio, es un tremendo error. Por ello me sorprende que ciertos sujetos, acostumbrados a bucear en subculturas varias, desconozcan la obra de Allan Moore. Supongo que una gran campaña publicitaria respaldada por la multinacional de turno hará que los incondicionales del personaje, que afirmarán conocerlo como si fueran íntimos de toda la vida, surgirán como las setas en un campo llovido.

Que un espectador medio afirme que la película no le ha gustado es algo hasta cierto punto lógico. Su argumento es algo enrevesado, tiene un metraje superior a la media y los súper héroes no se comportan como uno espera. Pero que, determinados urbanitas presuntamente cultivados, se parapeten en sus perennes gafas de pasta para descalificar la película me acelera algo el pulso . Nótese que los citados individuos suelen ser poco aficionados a la palabra escrita, siempre que no sea el manual del último gadget adquirido para reforzar su imagen de consumidor cool o las páginas de un fanzine escrito por sujetos con tanto criterio como él.

Watchmen, y por extensión Allan Moore, no son más que la nueva víctima de esas máquinas de asimilación cultural que trituran información y la procesan según su escaso criterio. Y no, no pretendo descalificar a aquellos a los que no les gusta la película, algo totalmente lícito. Eso sí, no pierdan entonces el tiempo en leer el cómic, pues en mi modesta opinión, es una de las más fieles adaptación que jamás he visto. Simplemente creo que una obra como Watchmen merece un acercamiento más completo y carente de prejuicios para posteriormente poder juzgarla correctamente. No se puede ir a ver con la misma actitud Monstruos contra alienígenas que Gran Torino. Es algo que, aunque apela al sentido común, algunos aún no han asimilado. Y es difícil que lo hagan.

4 comentarios:

carlos dijo...

De todos modos, Manu, la peli no termina de estar bien. Creo que quiere contar demasiadas cosas. Para mi gusto, ha faltado saber por dónde cortar... El pasado de cada superhéroe, la historia de ese mundo paralelo, el desengaño de cada superhéroe, la propia trama que termina llevándoles al polo... No se. Creo que, en sí misma, la película peca de exceso, de densidad narrativa con un guión demasiado descriptivo, que no condensa, que no resume...

Manu dijo...

Si, es cierto, pero ya sabes que adaptar no es fácil. Hay que reconocer el esfuerzo para sintetizar el cómic siendo fiel al mismo, algo que no suele ser habitual. Se ha maltratato mucho la obra de Moore en el cine, al menos esta película la ha respetado. De todos modos, Watchmen no es un cómic para todos los públicos, la gente esperaba la típica pelíclula de super héroes y se ha dado en los morros, algo que ya esperaba. No es un producto para consumo masivo, como el resto de la obra de Allan Moore.

carlos dijo...

Eso es cierto. No es una película para consumo masivo... Es demasiado oscura y ya sabemos que la gente lo que más quiere es reírse... aunque no sepa muy bien de qué.

Anónimo dijo...

Malisisma..., creo que me dormi en varias oportunidades sin perder la trama de la pelicula. Por otro lado no esperes accion, drama o un super heroe pues no lo hay, ya que tratamos de personajes con manias sexuales, alcoholicas, etc que nada hacen en si a la pelicula, intentan llegar a lo mas ondos de cada super heroe pero solo muestran el lado humano y terrible del ser humana. MALA, MUY MALA