lunes, 2 de febrero de 2009

Los Goya: ésta es toda la crónica que se merecen.

Este es el verdadero Goya: el cine español devora a sus hijos.

Domingo, 1 de febrero, a una hora indeterminada de la noche.
Acabo de encender la televisión y están emitiendo la gala de los Goyas. Lo justo para ver a un enano exclamando "¡Viva Puerto Rico libre!" y a la presidenta de la academia, esa señora que dicen que es directora de cine, poniendo a caldo a los malvados piratas, culpables, sin duda, de que a solo unos pocos incautos se les ocurra pagar lo que vale una entrada para aburrirse como ostras.

Por lo poco que he visto, la ceremonia rezuma cutrez y corrección política a chorros. Es triste ver al gremio empecinado en sus errores, esos que los condenan a la extinción. ¿Podría decirlo más claro? A riesgo de ser pesado, lo repito: nadie se baja las películas españolas. Son espantosas. Espera, le acaban de dar la mejor película europea a un rumano. Compitiendo con el Caballero Oscuro. Toma ya. Madre mía qué asquete. ¿Alguien puede echar ricino en el agua de Carmen Machi? Este horror no tiene fin…

3 comentarios:

Almas Oscuras dijo...

Bufff... supongo que cuando acabaste de escribir el post respiraste tranquilo je,je... No soy un gran fan del cine español. Estoy harto de tanta comedia intrascendente o de la enésima película con la guerra civil de trasfondo. Tampoco me gustan Almodovar o Garci. Pero sí me gustaría mencionar que en el terreno del fantástico/terror están surgiendo algunas propuestas jóvenes y frescas bastante interesantes: El Orfanato, 3 días, Cronocrímenes, REC, Aparecidos...
A la ceremonia de los Goya ni me acerco (ni siquiera aguanto la de los Oscar...)
Saludos

Manu dijo...

Totalmente de acuerdo, hay una serie de realizadores con ideas muy frescas, como Vigalondo o sobre todo Balagueró, que nos hacen pensar que aún hay esperanza...

Ferkurt dijo...

Se puede decri más alto, pero no más claro...Salvo contadísimas excepciones como REC, el cine español es un lastre que cae una y otra vez en la misma espiral de nauseabundez...La cumbre ya ha sido el Jaime Rosales este...yo, sencillamente, a veces no entiendo a los "HARTISTAS"