lunes, 2 de febrero de 2009

Goyas 09, resaca comentada.

Dame argo, paaaaaayo

La gran triunfadora de los Premios Goya de este año ha sido una película que han visto menos de 200.000 personas. Cine de culto dirán ustedes, o de cultos, por lo de la baja audiencia. Sería perfecto que fuera así, siempre y cuando la broma la pagase quien la perpetrara o cualquier primo adinerado que le secundase en su locura. El problema es que lo pagamos todos, y si ya molesta así, en caliente, imagínense ustedes lo que fastidia el tema en el contexto socio económico actual.

Una cifra para la furia. Eviten rechinar los dientes, pero sólo el año pasado el cine español fue subvencionado con casi 100 millones de Euros (a 5 eurípides por cabeza tocamos), aproximadamente. Y ahora, permítanles que les sugiera que escondan el whiskey y el Orfidal, pero tras el susto del monto presupuestário, si tienen lo que hay que tener, echen un vistazo a la cartelera patria. Si, es el dudoso arte de nuestros alquimistas cinematográficos: el poder de transmutar el dinero en basura. Terrorífico.

No hay comentarios: