miércoles, 19 de noviembre de 2008

Enhorabuena tío Jess



Para los que seguimos a este fenómeno, pieza clave del cine español, sabemos que los premios le importan poco. Pero no está mal que la industria de este país reconozca el genio de Jesús Franco otorgándole un Goya honorífico por su carrera.
Jess Franco siempre ha ido por libre: un verso suelto en una industria patria que él considera domesticada: "El cine español está atravesando uno de sus peores momentos, y se acerca de nuevo al modelo de la España franquista. Ahora hay libertad, pero paradójicamente no se pueden hacer películas libremente; hace falta que estén subvencionadas. Eso no es una industria, empieza a tener una parte importante de panfleto". Así lo afirmaba en una entrevista para ADN. Una opinión que suscribo completamente y que ya traté en mi post "Cultura y espectáculos".
Para aquellos que le consideran un Ed Wood español, habría que recordarles que, independientemente a la calidad de algunas de sus producciones, al contrario de muchos presuntamente prestigiosos gerifaltes de esta industria él nunca ha mamado de la tentadora ubre estatal.
Ni ha mamado ni ha transigido con ningún régimen o imposición sobre su proceso creativo, algo que le hace acreedor de un enorme respeto y cariño por mi parte.
Aquellos que tenemos una visión del cine alejada de pretensiones y culturetas elitistas e infumables, los que vibramos con la mal llamada cultura de serie B sin complejos, los que no juzgamos a nadie por sus gustos, celebramos que al fin se le ponga en su sitio al tío Jess. Enhorabuena cabronazo, te lo mereces.

No hay comentarios: